A huge collection of 3400+ free website templates www.JARtheme.COM WP themes and more at the biggest community-driven free web design site

SOS: Derechos humanos en déficit

Por: Jorge Yarce

Si un Estado o una organización no protegen ante todo los derechos humanos,  todo lo demás, los logros económicos y sociales, se desvirtuará con el paso del tiempo. Es como si la convivencia de un país no estuviera bien atornillada a lo básico, y amenazara ruina a cada momento porque falta lo principal.

 Lo absolutamente primero son los derechos humanos, lo que debería guiar los esfuerzos de la política y de los gobernantes. Sólo practicando en forma irrestricta y completa esos derechos, se podrá garantizar y reconocer adecuadamente el respeto a la dignidad humana, que es a la vez el primero de ellos.

“Privar a las personas de sus derechos humanos es poner en tela de juicio su propia humanidad.” (Nelson Mandela). Y lo más urgente y valedero que hay que hablar en la sociedad hoy es el respeto a los derechos humanos. Sin ellos las naciones se convierten en guarida de corruptos y en territorio de violentos.

A lo que se dirige el cumplimiento de esos derechos es a atender a las necesidades esenciales de todas las personas, es decir, a lograr la equidad económica y social, que es la raíz protuberante de las mayores injusticias sociales. Los derechos humanos tienen validez universal y cubrimiento absoluto. No caben las excepciones, ni las razones culturales de ningún tipo que justifique hacerlos a un lado.

Por ejemplo,en lo laboral, el respeto a la dignidad de la persona conlleva la necesidad de poner los medios para que efectivamente su trabajo se desarrolle en condiciones que aseguren no sólo condiciones labores justas, sino que permitan alcanzar una calidad de vida que le permita el ejercicio de la libertad y la consecuente obtención de los bienes que facilitan su desarrollo integral.

Otro ejemplo: “La paz sólo puede durar cuando se respetan los derechos humanos, cuando las personas tienen qué comer y cuando los individuos y las naciones son libres.” (Dalai Lama). Todos queremos una Colombia en paz. Pero eso no será posible si no trabajamos seriamente por la paz desde todos los ángulos de la vida del país, y todos los actores sociales, por la paz, empezando por los derechos humanos

Pero no basta con eso. Hay déficit de derechos humanos en muchos más campos en la sociedad. Pensemos en la discriminación sexual, en el racimo, en los abusos a los niños, en el maltrato a las personas con discapacidad, en el abandono de los ancianos, en la violencia escolar, en el acoso en la  vida profesional, en la desigualdad y deficiencias en el acceso a la salud....podríamos seguir enumerando tremendos vacíos, que son para preocupar a cualquiera. Y para llamar poderosamente la atención de políticos y gobernantes, a veces dedicados a la \\\'promesería\\\' y no a trabajar por la efectiva vigencia de esos derechos