A huge collection of 3400+ free website templates www.JARtheme.COM WP themes and more at the biggest community-driven free web design site

La educación: los reyes del blablablá

Empezamos el año, muy contentos, porque el 5.8% del presupuesto general es para la educación: 37.4 billones. Que se echen a voleo las campanas de Año Nuevo, que la fiesta durará poco. No porque me moleste la cifra, sino porque es todavía muy poco si se miran otros datos. Además, no todo lo resuelven las cifras.


El presupuesto de investigación pasó de 380 millones en 2017 a 220 millones en el 2018. Sobra decir que cada día se investiga menos, y que ya hace varios años el gobierno acabó con Colciencias, que era una de las joyas de la Corona, algo digno de mostrar como lo eran el Sena, Coldeportes, el Icfes, Colcultura… y otras cositas que se han ido deteriorando por culpa de la clase política; basta que nombren a uno de ellos al frente de una de esas instituciones, para que se vuelva clientelista, es decir, al servicio de los intereses partidistas.


Colombia gasta un dólar por habitante al año en investigación y desarrollo, mientras Argentina gasta 130 dólares, Brasil 473 y México 177 (cifras de la ACCEFYN). O sea, somos un país sin futuro propio, cada vez más una colonia de ideas extranjeras, con casi 50 millones de habitantes (por cierto, hace pilas de año que no se hace un censo) medio embrutecidos por la pobreza y la ignorancia. Pero, la élite del poder nos dice que estamos como nunca, mientras las cifras, también las de educación, lo desmienten. La misma fuente indica que en el país hay 180 investigadores por cada millón de habitantes, mientras en Finlandia hay 7000, en USA 4000 y en Israel 8.200. Y según el Banco Mundial, invertimos en investigación y desarrollo el 0.24% del PIB cuando la media en el mundo es de 2.23%. Mejor no sigamos con las cifras, para no ponernos a llorar.


Llegan las elecciones y aumenta el blablablá sobre la educación. Ya todos los candidatos dicen que es prioridad, que el verdadero problema del país es que no se toma en serio la educación, y todas las frases maravillosas que dijeron antes Lleras, Pastrana papá, López, Turbay, Belisario, Barco, Gaviria, Samper, Pastrana hijo, Uribe y Santos, solo por hablar de los últimos 50 años. Y dirán maravillas de lo que prometen a los colombianos. Pongan el lema que quieran: revolución educativa, educación para el cambio, todos por la educación, primero la educación, la educación ante todo, educación para la ternura, etc. Campeones del mundo en lemas de gobierno para la educación. Simplemente somos los reyes del blablabá. A la hora de la verdad, “aquí no pasa nada”.